Publicidad

HABLEMOS DEL PERIQUITO

¿De dónde proviene?
El periquito es un ave originaria de Australia, su nombre científico es Melopsittacus Undulatus y pertenece a la familia de los psitácidos. En Europa empezó a conocerse allá por el siglo XIX, así que es relativamente reciente. En su hábitat natural vive en grandes bandadas, anida en los eucaliptos y va y viene según la madurez de las semillas. En su estado salvaje, el periquito sólo presenta la coloración verde, a partir de las cuales han ido surgiendo el resto de variedades.

Son aves perfectamente aclimatadas a la vida en jaula o aviario, eso no quita que aprovechen la mínima para escaparse... Si tienes un periquito y no puedes mantenerlo no se te ocurra dejarlo libre porque eso significará matarlo, como he dicho antes están acostumbrados a la jaula, a tener siempre acceso a su comida y agua, no saben volver a la vida salvaje, morirían de hambre o en el peor de los casos devorado por algún felino u otro animal, así que antes de pensar en soltarlo mejor lo regales a una persona que sepa tratarlo y cuidarlo.

¿Puede vivir solo?
Como poder vivir solo puede hacerlo, pero en ese caso has de saber que el periquito es un ave muy sociable y necesita de la compañía de otros periquitos. La soledad indefinida puede ocasionar serios trastornos. Durante un período breve podemos tener a nuestro periquito solo, pero a la larga debemos ser conscientes, que como buenos cuidadores que somos, debemos proporcionarle una pareja.

Puede que alguien te haya recomendado colocar dentro de su jaula un espejito para que vea su propio reflejo y no se sienta solo ya que creerá que tiene compañía. Bien, esto es totalmente desaconsejable, el ave realmente verá otro periquito e intentará intimar con él, le rascará la nuca, querrá tocarlo y le dará de comer regurgitándole comida. Esto último es muy perjudicial, porque al no obtener ninguna respuesta el periquito seguirá y seguirá regurgitando sin obtener nada a cambio, no sólo será muy frustrante para él, sino que le causará trastornos alimenticios llegando incluso a que se le irrite el buche.

Está muy extendida la creencia de que para un periquito solo hay que ponerle un espejo, que así no se sentirá triste, pero eso no es cierto. No hay nada que supla la compañía de un periquito. Si tenemos varios ejemplares en una jaula es mejor dejarlos sin espejo y que disfruten de la compañía mutua.

La soledad puede ser útil si deseas amaestrarlo, para ello encontrarás más información en la sección adiestramiento. No obstante, para él es mucho mejor que le des un compañero o compañera, teniendo en cuenta que lo conveniente es juntar macho con hembra, macho con macho de todas formas no da muchos problemas, pero hembra con hembra te lo desaconsejo totalmente. Lo ideal, macho con hembra, no te preocupes por si te crían que no lo harán a no ser que les coloques un nido, encontrarás más información al respecto en la sección de reproducción.

¿Mejor dentro de casa o fuera?
El periquito es originario de un país cálido como Australia, así que puede decirse que el calor no le perjudica mucho, pero el frío ya les causa más problemas y también enfermedades como resfriados.

Si se decide colocar la jaula dentro de casa hay que procurar que le entre una buena iluminación y que sea un lugar tranquilo. Si se opta por dejarlos en un balcón o terraza, la jaula se colocará de forma que el viento no les pueda dar de lleno, pues eso es fatal para ellos, hay que evitar que les de los rayos del sol de forma directa, para ello podemos tener la jaula al sol pero tapando la mitad de forma que los pájaros puedan elegir entre sombra o sol y mantenerlos en un sitio cubierto para protegerlos de la lluvia.

Yo suelo tener a mis periquitos casi todo el año al aire libre y no he tenido problemas, eso sí, vivo en Valencia y aquí los inviernos no son muy duros :-)

¿Cómo elegir la jaula?
Sirve casi cualquier jaula del mercado, ha de tener unas dimensiones mínimas para albergar a nuestra mascota, con doble fondo donde se deposite toda la suciedad para su posterior limpieza y ha de tener unos alambres fuertes y resistentes, pues los periquitos tienen un pico bastante fuerte. Respecto a colocarla mejor que este en alto, lo ideal es a la altura de nuestros ojos, piensa que son aves y suelen ver el mundo desde los árboles, no se se sienten cómodos cerca del suelo. Es conveniente que en la medida de lo posible no cambiemos frecuentemente la jaula de sitio.

Colocaremos palos para que el animal no esté constantemente en el fondo de la jaula, procuraremos colocar unos en la parte superior de la jaula y otras en la parte media para que tengan diversidad y no muy distanciados unos de otros para que puedan saltar de uno a otro. No hay que poner excesivos palos para no quitarles espacio a los periquitos.

Los comederos, evitaremos aquellos con agujeros en la parte superior donde el perico deba meter la cabeza en los orificios, ¿por qué? Porque es un animal que come encima del alimento, por lo cual las cáscaras de las semillas caen sobre la comida, si sólo dispone del agujero justo para introducir la cabeza llenará enseguida el comedero de semillas vacías y él no suele rebuscar así que no podrá seguir comiendo.

Yo utilizo comederos interiores, se cuelgan dentro de la jaula, con un tamaño bastante grande, en mi caso tengo varios ejemplares en una misma jaula.

Los bebederos, los más utilizados y vendidos son los de plástico, ha de comprarse el adecuado a la jaula y al número de periquitos que tengamos. Hay que limpiarlos frecuentemente en verano.

¿Cuánto suelen vivir los periquitos?
No se puede determinar con exactitud, pero como término medio viven unos doce años, incluso más, depende de mucho factores como por ejemplo si han criado vivirán menos, pues ello conlleva un desgaste físico, eso no quiere decir que no los hagamos criar para que vivan más, es algo natural y no debemos impedírselo.